Malditas reuniones malditas

¿Quién no se ha encontrado alguna vez, en una infernal reunión de trabajo? ¿…De esas que nunca se acaban y el tema que se trata, no tiene nada que ver con el asunto de la convocatoria?

Yo me he encontrado en esa situación varias veces y, sinceramente, no es agradable: sales de la reunión con la sensación de haber perdido el tiempo. Y si además, la reunión la convocabas tú, o está muy relacionada con tu trabajo inmediato, para “enterarte” de algo, tienes la sensación de que no ha servido de nada… y entonces, ¿Qué pasa? Que vuelves a convocar otra reunión para hablar de lo mismo… y así puedes pasar semanas y semanas…

Bien. El primer paso, como todo en la vida, está claro: darte cuenta de que hay un problema. Si además tienes “el poder” de meter mano en las reuniones de tu empresa, pues vete alegrando: ¡¡hay solución!!

la foto(1)

@noe y @christian_wilde (en twitter) en una reunión de trabajo

Para que las reuniones de tu empresa empiecen a tener algún sentido, propongo una serie de consejos:

Antes de convocar la reunión:

  • Plantéate que temas se tratarán: define una lista con los temas que quieres tratar en la reunión. Divide todos los temas en tareas que no supongan más de 5 minutos de discusión entre todos los asistentes a la reunión.
  • Piensa quien debe asistir: No convoques a quien no debes. Muchas veces las reuniones se van por las ramas por este motivo. Es mejor que convoques más de una reunión con diferentes perfiles que no concentrarlos todos en la misma sala y después, debatir temas que no interesan o no entienden la mitad de ellos. Además piensa que te aporta cada uno de los perfiles que lleves a la reunión: no lleves a nadie que creas que no tendrá una participación activa.
  • No más de 5 personas por reunión… si puede ser, claro… estoy hablando del maravilloso mundo de yupi, donde se hacen reuniones sencillas y a nivel de desarrollo. Soy consciente que algunas reuniones, como las de equipo, Excederán ese número… pero ya me entendéis a que me refiero… ¿verdad?
  • Intenta convocar la reunión en un periodo muy cercano a la obtención del resultado de esta: no hay nada peor que una reunión de planificación del segundo trimestre cuando aún no has empezado ni el primero… Nadie hará ni caso y además es muy probable que cuando llegue el segundo trimestre nadie recuerde nada, o hayan perdido motivación o incluso (tal como va todo) que alguno de los asistentes ya ni esté en la empresa.

Hasta aquí es sencillo ¿verdad? Pues ahora viene lo mejor ;) ¡Gestionar la reunión!

Quedan 10 minutos para la reunión ¿Qué haces?

  • Asegúrate que tienes todo preparado: ¿listado de temas?, ¿la sala está bien climatizada y hay sillas suficientes?, ¿necesitas ordenador, folios, etc.?
  • Avisa a los asistentes: ¡muy importante! Ya sé que el Outlook lo hace… pero todos sabemos que nadie le hace ni caso al Outlook y sus puñeteros pop-up de alertas. Se pesado. Ves uno a uno y diles “en 10 minutos en la sala 1…
  • ”Se puntual: ¡No hay nada que me moleste más! Si la reunión empieza a las 10, que empiece a las 10 ¡y no a las 10:30! Si alguien no puede asistir, lo siento mucho, pero es su problema… la reunión estaba convocada y es obligación de cada uno de los asistentes organizarse y asistir a su hora. No podemos perder 30 minutos esperando a una persona. (suena muy duro pero no es tanto…)

¡… Y que empiece la reunión!

  • Buenos días: es mejor “perder” los primeros 5 minutos de la reunión preguntando como estáis y hablando de algo no relacionado con la reunión que no generar una especie de mix de 30 minutos, donde se hablan de temas personales, del motivo de la reunión y de los 30 proyectos más que están en desarrollo… asi que si hay buen rollo, mejor antes, y así todo el mundo ha dicho lo que quería decir.
  • Ponle título a la reunión: ¡¡El concepto es el concepto…!! Di de que va… no hay peor reunión que las que te plantas tu libreta molona y empiezan a hablar… y apuntas frases sueltas… cosas que se van diciendo y mientras vas pensando… ¿Qué título le pongo a esto? Y ese no es el problema…. El problema es que al final le llamas “Proyecto X”, pero el resto de asistentes lo ha llamado, cada uno de una manera diferente. Así que: Si la reunión la convocas tú, suéltala. Proyecto tal… proyecto pascual… y así (recuerdo un proyecto donde cada uno le pusimos un nombre absurdo, totalmente distinto uno de otro… que caos)
  • Informa cual es el orden del día: Es muy político eso de orden del día, pero ya que lo has definido, leelo. “hoy hablamos de tal, tal tal y tal tal tal…”
  • Que alguien controle el tiempo: alguien de la reunión debería administrar los tiempos, y si no eres tu, mejor que mejor.
  • Fomentar la participación: ¡que esto no es el cole ya! Fomenta que la gente participe. Haz que todo el mundo se sienta importante en la reunión, den su punto de vista y que tomen decisiones.

Y para acabar… Sin duda es la parte más importante de la reunión:

  • Planifica que los últimos 5/10 minutos de la reunión sean para “poner titulares a todo” y que todo el mundo se comprometa a algo
  • Define los objetivos: mejor dicho “DEFINID LOS OBJETIVOS” sois un equipo. Todos debéis saber que hay que hacer, para cuando y como hay que hacerlo… si no la reunión no ha servido para nada.
  • Y como no… CUMPLE Y HAZ QUE CUMPLAN con los compromisos adquiridos

Para acabar, si quieres mojarte (mejor dicho: ¡MÓJATE!) entrega a los asistentes una hoja evaluando la reunión.

Plantéales estas preguntas (entre muchas otras que se te pueden ocurrir y que creas que ayudarán a mejorar tus reuniones):

  • ¿Estaba claro el objetivo?
  • ¿Ha sido útil?
  • ¿Se ha tenido en cuenta y se ha escuchado a todos los asistentes?
  • ¿Han quedado claro los acuerdos y responsabilidades establecidos?
  • ¿Se ha seguido el orden previsto de la reunión y se han mantenido los horarios previstos?
  • ¿Algo que comentar…?
.

Escribir en la web

Lo primero que voy a decir, es lo que ya sabemos todos: la gente no lee absolutamente nada en internet.

Por eso, a la hora de escribir en web, hay que tener en cuenta una serie de puntos:

Si quieres vender en internet (landing de producto)

  • Titulares claros y directos: En el título debes definir exactamente lo que estás vendiendo. El titular de la página es lo que hará que el usuario llegue a ella, por lo que si vendes “leche fresca directa de la vaca” dile a tu comprador “leche fresca directa de la vaca” y déjate de líos…
  • Vete al grano: ¡vale ya de rodeos por Dios! Deja de venderle el producto al usuario con texto y empieza a hacerlo con frases cortas, contundentes y directas. No es lo mismo que le digas al usuario “este dispositivo móvil, dispone de una pantalla de 4 pulgadas y con la más alta calidad del mercado, que te permitirá visualizar…” o que directamente le muestres un “Pantalla de alta calidad”.
  • Una imagen vale más que mil palabras: Si tienes la posibilidad de acompañar las frases cortas y directas con buenas imágenes, no lo dudes… ¡hazlo! Normalmente el usuario que no está 100% interesado en lo que le quieres vender, lo único que hará es ver las imágenes. Si consigues convencerle a través de estas y aumentan sus deseos de comprar, leerá los pequeños textos que has definido y que las acompañan y si ya está seguro de que quiere comprar ese producto…
  • …Ofrécele acciones claras y directas: ¿Quieres que tu usuario compre tu producto? Pues dile que lo compre y no le des más vueltas. Pero se claro desde el primer momento. Dile “cómpralo ahora” y no “comprar”, dile “lo quiero” y no “me interesa”, dile “Contactar” y no “solicita información, y un millón de maneras más, según él producto.
notirardelapuerta

mmmmm ¿Y si pones… “empujar”?

 

Escribir un post o artículo

  • Piensa antes de escribir: Como en casi todo en la vida, lo más útil antes de escribir un post, es coger papel y lápiz y apuntar las ideas que quieres transmitir en tu artículo. Plantéate las famosas “cinco W”
  • Destaca el contenido importante: Cuando tengas tu texto escrito, empieza a marcar en negrita (o como quieras, pero que se note), los elementos importantes de tu texto. Por ejemplo si escribes “El pasado martes, nos fuimos a los pirineos aragoneses a disfrutar de un maravilloso día en la nieve, acompañados de unos amigos”
  • No te olvides de las imágenes: como en todo lo que escribas en internet, intenta acompañar el texto de imágenes que ilustren lo que estás escribiendo.
  • Revisa el texto cuando creas que has acabado: no me refiero a las faltas de ortografía (que también), me refiero a que por un momento te pongas del lado del usuario y leas lentamente el texto que has escrito. Así verás si este es interesante, si está bien estructurado y si es comprensible. Estoy casi seguro que cada vez que leas tu texto encontrarás nuevas maneras de expresar la información y mejorarás notablemente el contenido de tu artículo.

 

Y hasta aquí. Estoy seguro de que me dejo muchos, muchos, muchos “nichos” relacionados con la escritura en la web, pero como primera aproximación esto os será muy útil.

¿Tú que piensas? Deja tus comentarios y debatimos J

.

Idiomas en la web

Muchas de las páginas web y miles de blogs y portales de todo el mundo están adaptando, cada vez más sus contenidos a múltiples idiomas. Esto supone, en la gran mayoría de los casos, tener que dedicar un espacio de nuestra cabecera y pié de página para añadir un menú, para que el usuario pueda seleccionar un idioma.

idiomasenlaweb

Hasta aquí, todo esta muy bien, pero visitando varias páginas web me encuentro con diferentes tipos de menú para mostrar las opciones de idioma, que paso a repasar y a dar mi opinión personal, desde el punto de vista de la usabilidad y la experiencia de usuario. Por que, quizás las que más se utilizan, no sean las más correctas:

¿Donde colocarlo?

Creo que depende mucho de como sea tu página. Las redes sociales, que disponen de una página principal, con login y sin apenas contenido, muestran todos (o al menos los más importantes) en una sola línea antes del pié de página. El problema que les encuentro es que (dejando a un lado Facebook), después (una vez accedes a las páginas interiores), es casi imposible localizar el menú de selección de idioma, por lo que hay que cerrar sesión y volver a entrar. P.e. Tuenti lo tiene muy bien solucionado.

En las páginas que disponen de más contenido en la home, creo que lo correcto es colocar el menú de idiomas, en la parte superior derecha de la página y si podemos acompañarlo de un símbolo para que se identifique correctamente, ayudará al usuario que ha accedido a nuestra web y no entiende nada.

¿Con bandera o sin bandera?

Muchos portales, colocan al lado del idioma la bandera correspondiente al país o la zona donde se habla. Creo que esta práctica, que afortunadamente, parece que empieza a desaparecer, no es correcta:

  • Las banderas “no son usables”. La gente (la gran mayoría) no conocen ni la bandera de su comunidad autónoma.
  • Las banderas no representan un idioma sino un lugar, un país, una comunidad, etc.
  • No es lógico (por poner un ejemplo) que mostremos la bandera de España para representar la lengua española, cuando en España se hablan múltiples lenguas oficiales, como el catalán, euskera o el gallego. Y después, si nuestra página ofrece alguno de estos, mostremos la bandera de la comunidad correspondiente.

¿Español o spanish?

Sobre esta parte más lingüística ya no tengo tanto conocimiento, pero se, por lo menos a nivel personal, que si encuentro en una página en inglés, la palabra “español” lo voy a identificar antes que “spanish”.

En resumen. Mis consejos para aplicar un menú de idioma en una web, habría que tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Intenta que tu web se muestre en el idioma de navegación de tu usuario. Hoy en día puedes detectar desde que país esta accediendo un usuario o en el idioma que está navegando, por lo que intenta ofrecerle lo que está usando. Igualmente, aun que tu web se cargue según el idioma de usuario no ocultes el menú de idioma.
  • Utiliza diferentes dominios o subdominios por idioma: .es, .cat, .co.uk, .com, .de, .nl
  • No utilices banderas. Busca un icono parecido a un bocadillo de cómic o que se identifique fácilmente con el cambio de idioma.
  • Escribe el nombre del idioma en su idioma (p.e. español, català, english, etc.)
  • Si puedes, muestra los idiomas en la cabecera de la web.
  • Si traduces tu página web, !traduce tu web!… ¿que quiero decir? últimamente veo mucho, que algunas webs ofrecen varios idiomas y al pinchar te redirige a google translate o similar…

 

.

Background-color: #FFFFFF

Últimamente me estoy dando cuenta que está volviendo la moda de utilizar colores oscuros en los fondos de la web.

Varias de las páginas que consulto habitualmente o que “descubro” que han rediseñado su portal, y cotilleo para “ver que han hecho”, han cambiado su pulido y esterilizado “Background-color:#FFFFFF” por bonitos azules marinos, negros e incluso estampados multicolor.

Ahora yo me pregunto…

¿Hasta que punto afecta el color de fondo de una web?

Añadir un color de fondo oscuro o un motivo cargado en una web, puede resultar muy beneficioso para esta, ya que, si el trabajo esta bien hecho y mantiene una coherencia con la imagen de marca y el contenido de la página, podemos a realizar un trabajo mucho más memorable y atractivo para nuestro usuario, que con un fondo en blanco.

El problema viene, cuando la web tenga contenido, por lo que hay que plantearse dos aspectos mucho más importantes que la “memorabilidad” de nuestra web:

  • ¿De que color será el texto? Hay que definir un color de texto que contraste lo suficiente con el fondo de la página, para evitar problemas de accesibilidad, pero sobre todo de legibilidad del usuario final. También hay que tener en cuenta que si queremos diferenciar los títulos, subtítulos y párrafos, no solo por tamaño, si no también por estilo, tenemos que utilizar más de un color o fuente en nuestro texto.
  • ¿Como son las imágenes que se van a utilzar? Según el tamaño, la tonalidad o el efecto de imágenes y gráficos que vamos a utilizar en la web, tenemos que saber que un color oscuro debajo de una imagen, hará que esta pierda tonalidad y fuerza.

Como conclusión personal, pienso que la utilización de un fondo claro u oscuro, con motivos, degradados u otros aspectos gráficos no tendría que tratarse de una simple moda, si no de las necesidades de cada proyecto, valorando la identidad gráfica de nuestro proyecto y sobre todo su público general. Por lo que, sin ser un experto en la materia, ya que aún no he tenido la oportunidad de realizar un proyecto con estas características, me permito exponer unos cuantos conceptos que nos ayudarán a realizar un proyecto coherente y sin dificultades visuales o efectos indeseados:

El texto de la web:

  • No utilices tipografías con serifa (es decir, las famosas Timer New Romand, Garamond, etc.); mejor dicho, utiliza SIEMPRE tipografías de palo seco (Sans Serif), ya que mejorará la lectura de los textos.
  • No utilices cuerpos inferiores a 14px. Con un fondo blanco, podríamos llega a utilizar tipografías de palo seco con un cuerpo mínimo de 11px. pero al utilizarse “en negativo” no se visualizan correctamente.
  • En los párrafos utiliza un color de fuente lo suficientemente contrastado con el fondo, para que la lectura sea fácil y clara. Recuerda también ampliar el interlineado. El interlineado tiene que se igual o superior a la altura de la “x” de tu fuente.
  • Si quieres diferenciar los títulos, subtítulos y textos de tu web, no solo por tamaño de fuente, si no también por color, el título, que tiene un cuerpo de letra mucho mayor que el texto, tendría que ser más oscuro que este, y nunca a la inversa.

textos

Las imágenes de la web:

  • Utiliza siempre un marco en las fotos. Intenta que este sea lo más claro posible y de mínimo 2px. de grosor. De esta manera, evitarás que las fotos claras pierdan fuerza y que las más oscuras no lleguen a verse correctamente.
  • Si puedes evitarlo y tu proyecto no te lo exige, no utilices fotos en blanco y negro o con filtros de color.
  • Intenta que el tamaño de las imágenes sea grande y evita utilizar miniaturas.

fotos1

 

.

Del “efecto wow” a la facilidad de uso

Hace ya más de 9 meses que trabajo en el departamento de Usabilidad y experiencia de usuario de Toprural y, como en cualquier puesto de trabajo, cada día descubres y aprendes nuevas maneras de trabajar.

la-foto-300x224

Debido a mi formación de diseñador gráfico, había tenido mucha experiencia profesional en el diseño de páginas web y usabilidad enfocada a un punto mucho más “visual” que “útil” para el usuario. Aquí cada día que pasa descubro que hay que darle mucha más importancia a la facilidad de uso que pueda tener el usuario al entrar en nuestra página/herramienta/portal, que no a lo que yo denomino “efecto wow!”… ese estado que te atrapa cuando entras en una web en la que todo se mueve y convierte tu monitor en una especie de super producción de Hollywood, digna del mismísimo James Cameron… y a veces con banda sonora incluida.

El problema de esto es que la distracción de tu usuario es irremediable y te va a conducir al fracaso… si tienes una web con estas características tendrías que plantearte las siguientes preguntas:

  • ¿Es necesario tanto show en una web?
  • ¿Tu usuario llega a su destino? ¿encuentra lo que busca?
  • ¿Tu usuario tiene tiempo para ver todas las animaciones y bombardeos en forma de flash antes de encontrar lo que busca?

Como decía al principio, llegar a un equipo íntegro de experiencia de usuario, me ha hecho cambiar bastantes ideas que tenía marcadas a fuego en mi cabeza (quizás por deformación profesional). Si lo tuviera que definir con una fórmula sería la siguiente:

Diseño web + usabilidad = EXPERIENCIA DE USUARIO

Ahora, antes de empezar un proyecto realizo un protocolo de actuación que antes no había realizado nunca. De hecho, lo conocía pero lo ignoraba. Mantengo mi mentalidad de “grafista” pero ya empiezo a cruzar gráficos con los adjetivos fácil y útil. Y siempre sin olvidar los mandamientos de la experiencia de usuario.

Todo esto, permite construir un prototipo pensando mucho en el diseño, pero aún más en:

  • ¿Que sensaciones recibirá el usuario al navegar por la web?
  • ¿Es fácil de utilizar?
  • ¿Tiene un orden correcto y bien definido?
  • ¿Es una web amigable y rápida?
  • ¿Utiliza un lenguaje limpio y claro o muy técnico?
  • e infinitas preguntas más…

Todo esto quizás no nos permitirá tener la web con el “efecto wow!!” más alto del mundo, pero si conseguiremos que nuestro usuario se sienta cómodo y encuentre lo que necesita rápidamente… por lo que su experiencia será…

PERFECTA!

Y para acabar recuerda… tu usuario puede ser cualquiera, y puede estar en cualquier sitio… ¡No se lo pongas difícil!

.

3 apps de referencia

Hoy quería compartir con vosotros 3 apps para iPhone, desarrolladas en España y sobre todo, gratuitas, que me han parecido impresionantes, tanto en diseño como usabilidad:

  vueling-200x300 lacaixa-200x300 telepizza-200x300

Vueling

Funcional e intuitiva, la aplicación móvil de Vueling permite realizar cualquier tipo de consulta de la empresa, comprar tus billetes e incluso hacer check-in, descargando un código QR que te permite acceder al avión, sin necesidad de imprimir nada.

“laCaixa”

Me parece una de las aplicaciones más completas. Te permite ver tu cuentas y puntos estrella, realizar traspasos, comprar entradas (servicaixa), consultar la agenda de CaixaForum, etc. Personalmente, cuando la utilizo me siento mucho más seguro que en un ordenador.

Telepizza

Telepizza revoluciona, una vez más, la experiencia de pedir una pizza. La aplicación te permite realizar un pedido con envío a domicilio o para recoger en la tienda más cercana, a través de una sencilla e intuitiva navegación. También permite guardar tus datos personales, para no tener que rellenarlos continuamente y marcar tus pedidos como favoritos, por lo que tu segundo pedido lo puedes hacer en menos de un minuto. ¿Lo mejor? ofrece impresionantes ofertas y descuentos, de hasta el 50% del precio total de tu pedido… y como siempre, el envío en gratuito.

.

Usabilidad ¿y eso que es?

Una de las preguntas que más me hacen mis amigos es “Y tú… ¿que haces exactamente en el curro?”.

Dependiendo del momento, el receptor o de mi estado de ánimo suelo contestar una cosa u otra, ya que mi profesión, no tiene una definición “clara”:

Una de ellas, la que más utilizo, “Soy usable…” (risas… siempre risas… y preguntan ¿de que te usan? o similar…) y a partir de ahí tengo que explicarme: “Pienso y diseño la interacción que tendrá un usuario con una página web. Hago que la web sea fácil de utilizar y atractiva para el usuario.” A partir de aquí suelen cambiar de tema… ya no quieren saber más.

La segunda respuesta, la que suelo utilizar cuando no tengo muchas ganas de hablar o cuando se que el receptor no tiene ni idea de Internet es: “Soy diseñador de páginas web”. ¡¡INCREIBLE!! Todo el mundo se imagina ya a que me dedico a su manera “vamos… que te pasas el día pinta y colorea ¿no?” ó “ohhh! que chulo!!!”, “tengo un amigo que hace lo mismo… como mola…”. etc.

Ahora yo me pregunto… ¿son reales mis respuestas?, en verdad ¿la usabilidad y el diseño web son tan parecidos como intento hacer creer a todo el mundo?

Según la Wikipedia (fuente muy fiable :-P) estas son las definiciones:

Usabilidad: la usabilidad se refiere a la claridad y la elegancia con que se diseña la interacción con un programa de ordenador o un sitio web.

Diseño web: es una actividad que consiste en la planificación, diseño e implementación de sitios web y páginas web.

La verdad, es que leyendo las dos definiciones, parecen demasiado diferentes, pero puedo asegurar que he trabajado como Diseñador y trabajo como usable y no hay mucha diferencia.

Ahora os dejo la piedra sobre el tejado… ¿Tanto se parecen el diseño web y la usabilidad? A ver si conseguimos un pequeño debate sobre el tema y creamos una frase para definirnos como “usables”. ¿Mis respuestas son correctas?

.

Empecemos por aquí

Una vez,  un buen amigo me dijo que la parte más complicada a la hora de crear un blog es esto… “el primer post”. Llevo como unos 45 minutos seleccionando y eligiendo la apariencia que tendrá mi nuevo blog, introduciendo código CSS, etc. y ha llegado el momento de realizar la función principal de este espacio: escribir sobre usabilidad y diseño web.

Pués bien, para empezar quiero presentarme…

Mi nombre es David Sánchez y actualmente resido en Madrid, donde trabajo como “usable” en el departamento de usabilidad de Toprural desde hace apenas un mes. En mi corta, pero intensa carrera profesional he pasado por grandes empresas como Gesto comunicación (donde trabajé en el desarrollo de gesticulando.com) y Anuntis, donde he realizado funciones similares a las que realizo actualmente: diseño web, usabilidad, test de usuarios, arquitectura de información, etc.

Sinceramente, soy un enamorado de mi trabajo. Me encanta diseñar “lo que se vé” de una web. Me encanta ver a la gente navegando por una web que yo mismo he “pintado” pero sobre todo disfruto aprendiendo y enseñando conocimientos de mi profesión. Y este último quiero que sea el verdadero objetivo y fuente de desarrollo de mi blog: enseñar pero aprender: quiero mostrar todo mi trabajo y mis fuentes de inspiración. Todo aquello que yo considero que es “correcto, bonito y funcional”. pero también quiero que me rectifiquéis y me deis vuestros puntos de vista.

A partir de aquí… empieza mi experimento. Mi ventana al mundo… y espero que os guste ;)

.